Libros de Texto y Pensión de Alimentos

Libros de Texto y Pension de Alimentos

Es frecuente la discusión en el ámbito de las Pensiones de Alimentos sobre lo que abarca o no ese pago mensual.

Este problema aparece de forma crónica todos los años al inicio del curso escolar y afecta a sobre si el progenitor no custodio debe abonar la mitad del gasto que han supuesto el material escolar: libros de Texto y Pensión de Alimentos, ¿es lo mismo?

Hasta la fecha ha habido interpretaciones en un sentido y en otro apoyadas en Sentencias de distintas Audiencias Provinciales que podían dar lugar a discusiones.

Por Sentencia de 15 de octubre de 2014 el Tribunal Superior de Justicia de Madrid (Nº 579/2014) resuelve concluyendo que los libros (al igual que el material escolar y la matrícula) deben ser considerados como gastos ordinarios, estando por lo tanto esos conceptos incluidos en la pensión de alimentos.

El argumento utilizado es el siguiente:

Los gastos que ocurren al comienzo del curso escolar de cada año deben ser considerados como  gastos ordinarios pues son necesarios para la educación de los hijos, incluidos, por lo tanto, en el concepto legal de alimentos, pues sin esos gastos los hijos no comenzarían cada año su educación e instrucción en los colegios. Y porque se producen cada año son, como los demás gastos propios de los alimentos, periódicos (lo periódico no es solo lo mensual) y, por lo tanto, previsibles en el sí y aproximadamente en el cuánto. La consecuencia es obvia: son gastos que deben ser tenidos en cuenta cuando se fija la pensión alimenticia, esto es, la cantidad que cada mes el cónyuge no custodio debe entregar al cónyuge custodio como contribución al pago de los alimentos de los hijos comunes. Establecido lo anterior, son gastos extraordinarios los que reúnen características bien diferentes a las propias de los gastos ordinarios. Son imprevisibles, no se sabe si se producirán ni cuándo lo harán, y, en consecuencia, no son periódicos.”

Comparte este artículo: